La película de terror que revoluciona el género y que está entre lo mejor del año

Cine 16 de septiembre de 2022 Por Agustina Hill
Se trata de Bárbaro, una cinta dirigida por Zach Cregger que llegó esta semana a los cines de todo el mundo y que sorprende con su estructura narrativa y su inquietante historia.
f608x342-37566_67289_11

A partir de una curiosa estructura narrativa, Bárbaro se ha convertido en una de las películas de terror más originales del año y su director, Zach Cregger, es apuntado como uno de los nombres a seguir de cerca dentro del género.

Bárbaro, que llegó esta semana a los cines de todo el mundo, cuenta la historia de Tess (Georgina Campbell), una joven que viaja a Detroit para una entrevista de trabajo y que alquila una casa en un vecindario bastante complicado para pasar la noche. Cuando llega al lugar, descubre que la casa fue doblemente reservada en Airbnb y que un hombre extraño (Bill Skargard) ya se está quedando allí. 

Con claras referencias al cine de Jordan Peele, con quien Cregger mantiene una gran amistad, la película se mete de lleno con las tensiones raciales de Estados Unidos y también con la cultura de la cancelación y el movimiento #MeToo, pero sin bajar línea y evitando aleccionar al espectador.

Lo más curioso del filme es su estructura narrativa a partir de varios saltos abruptos en cuanto a líneas temporales y situaciones. Esta peculiar estructura descoloca al espectador y permite mantener la tensión durante los 102 minutos de metraje.

La forma en la que Cregger decide contar la historia es muy ingeniosa y habrá que seguir de cerca su nombre dentro del género, ya que cuenta con el potencial para sentarse en la misma mesa que directores consagrados como su amigo Jordan Peele, Ari Aster o Robert Eggers, los grandes renovadores del género de terror en los últimos años.

Lo cierto es que Cregger consigue contar su historia con convicción y tomando riesgos inesperados, convirtiendo a su película en un soplo de aire fresco en un género que a veces abusa de los clichés y los "jump scares", pero que no teme meterse con las temáticas más controversiales de la actualidad.

Si bien algunas de las cosas que suceden en Bárbaro se sienten un poco arbitrarias y convenientes, Cregger logra mantener la tensión y consigue varios sustos genuinos mientras se atreve a desafiar las fórmulas y convenciones del género.

Habrá que seguir de cerca la carrera del director para ver si consigue mantener la frescura y originalidad en su próximo proyecto. Bárbaro es una excelente carta de presentación que seguramente figurará entre las mejores películas del año para los amantes del género y también para quienes no lo son.

Fuente: Que Ver

Te puede interesar