Dalia, todo lo que tenés que saber de esta flor elegante, llamativa y fácil de cuidar

Diseño 19 de abril de 2022 Por Redacción ShowOnLine
Exuberantes, elegantes, llenas de color y fáciles de cultivar. En esta nota, te contamos todo lo que tenés que saber sobre las dalias, una de las flores más buscadas desde siempre.

Pocas flores reúnen tanta elegancia, delicadeza y belleza como las de la dalia. Esta herbácea perenne forma parte del grupo de las especies coloridas, fáciles de cultivar y cuidar, y al de las plantas resistentes perfectas para decorar en otoño.

Originaria de México, la Dahlia (su nombre científico) es una de las plantas con flor más buscadas desde siempre. Sin embargo, es en verano cuando aumentan las ventas en florerías y viveros, porque es justo la época cuando aparece su esperada y llamativa flor, la cual se mantiene hasta finales del otoño.

 
Se las puede puede encontrar en un amplio abanico de colores vibrantes que van desde el rosa y el violeta hasta el blanco, el amarillo y el naranja.

Pero además de lo exótico de sus flores, la dalia sorprende por la gran variedad de ejemplares que existen: ¡su familia botánica incluye más de 2.000 especies diferentes!.

Pero las variedades más frecuentes son:

Dalia cactus.
Dalia decorativa.
Dalia pom-pom.

Apta para interiores y exteriores, si bien puede alcanzar hasta el metro de altura, las especies más pequeñas -las más populares-, oscilan entre los 30 cm y 40 cm. Todas las variedades se pueden cultivar sin problemas en macetas o directamente en el suelo.

Cómo cuidar una Dhalia

Luz: requiere de una buena cantidad de luz solar para poder crecer, desarrollarse y florecer con todo su esplendor.

Ubicación: en interiores conviene colocarla junto a una ventana o en un punto del interior de la casa que sea bastante luminoso (en caso de haya una luz muy brillante, es mejor optar por una zona de semisombra o luz tamizada). En exteriores se recomienda protegerla de los vientes fuertes ya que puede dañar sus flores.

Temperatura: si bien prefiere los climas templados, es capaz de soportar tanto el calor como el frío, llegando a aguantar heladas leves de hasta -5º C.

Riegos: deben ser frecuentes y abundantes en los días y temporadas de mayor temperatura. Es fundamental regar siempre sobre la tierra, sin mojar sus hojas ni sus flores para evitar problemas con los excesos de humedad. 

 
Sustrato: debe ser fértil, rico en nutrientes, suelto y con un buen drenaje.

Fertilizante: se recomienda apostar por fertilizantes orgánicos y ecológicos, como el humus de lombriz y el compost.

Duración de la flor: por lo general, la flor de la dalia dura todo el verano, y hasta bien entrado el otoño. Comienzan la floración 8 semanas después de la siembra. En el caso de que las flores sean cortadas, durarán cerca de cinco o siete días como máximo.

 

Te puede interesar