La Unión Europea le da la bienvenida al cargador universal con una fuerte oposición desde Apple

Tech 10 de junio de 2022 Por Agustina Hill
Los días de buscar el cargador correcto para el celular están llegando a su fin en gran parte de Europa.
_125308650_gettyimages-1235497537.jpg

La Unión Europea (UE) ha acordado que para el otoño de 2024 todos los celulares y otros dispositivos móviles deberán usar un cargador USB tipo-C.

Esto tiene un impacto especial en los productos de Apple.
Los teléfonos iPhone y algunas tablets iPad tendrán que dejar de usar su puerto de carga exclusivo. Y la nueva regulación eventualmente se aplicará también a las computadoras portátiles. Los dispositivos ya existentes antes de la entrada en vigor estarán exentos de cumplir esta medida.

La nueva normativa fue acordada por el Consejo y el Parlamento Europeo y deberá ser aprobada formalmente y luego publicada después del receso de verano.

Apple le dijo a la BBC que no tenía comentarios que hacer por el momento. Pero en septiembre de 2021 se mostraron contrarios a la propuesta.

¿Qué dispositivos incluirá la norma?

Cualquier dispositivo (Apple o android) que se cargue con un cable deberá tener un puerto USB tipo C, independientemente de quién fabrique los dispositivos.
Las computadoras portátiles también deberán cumplir con el fallo, pero los fabricantes tendrán 40 meses después de que entre en vigencia para realizar cambios.

El acuerdo también incluye un plan para que los clientes elijan si quieren o no un cable para cargar sus nuevos dispositivos electrónicos al momento de comprarlos.

¿Por qué Apple se opone?

Apple, junto con otros 10 grandes líderes tecnológicos como Nokia y Samsung, firmó un memorando de entendimiento en 2009. En él, se comprometía a proporcionar a los consumidores cargadores compatibles con puertos micro-USB.

_110539291_gettyimages-1165170354.jpg

Sin embargo, la firma estadounidense aprovechó un vacío legal que le permitió continuar usando su propio cable cargador si ofrecía también un adaptador de micro-USB.

En 2014, la UE aprobó la "Directiva de equipos de radio", que pedía un "esfuerzo renovado para desarrollar un cargador común". Apple insistió en que sus dispositivos más delgados no podrían adaptarse a la nueva tecnología USB-C. Según afirmó la empresa, cumplir con el estándar deseado le costaría hasta US$2.000 millones.

Y el año pasado optó por rechazar definitivamente la medida europea: "La regulación estricta que exige solo un tipo de conector reprime la innovación en lugar de alentarla, lo que a su vez perjudicará a los consumidores en Europa y en todo el mundo", le dijo a la BBC un portavoz de la firma el año pasado.

Una alternativa podrían ser los puertos de carga inalámbrica, una tecnología que ya ha sido adoptada por los iPhones y otros teléfonos inteligentes.

Algunos analistas predicen que Apple podría eliminar por completo sus puertos de carga y, en el futuro, lanzar al mercado modelos de iPhone y iPad que se basen únicamente en la carga inalámbrica.

Fuente: BBC

Te puede interesar