Conocé la Oreja de Conejo, la delicada suculenta fácil de cuidar que es tendencia en redes

Diseño 20 de junio de 2022 Por Redacción ShowOnLine
Tan tierna como resistente, esta mini suculenta causa sensación en redes y promete convertirse en la nueva favorita de la temporada. Aprendé todo sobre ella e inspirate para sumarla a tu colección.

Así se trate de un plant lover nivel experto o de un tímido principiante, no hay dudas de que las plantas suculentas son la opción perfecta. Y es que además de estar de moda para decorar la casa, son fáciles de cuidar, no requieren de mantenimientos especiales como otras especies y se adaptan tanto al interior como al exterior.

En el último tiempo, también se convirtieron en las favoritas de internet y no paran de desfilar por las redes sociales nuevas variedades de suculentas que llaman la atención y enamoran a primera vista, como es el caso de la "oreja de conejo".

Monilaria Obconica (su nombre científico) desfila por las diferentes plataformas de inspiración causando sensación y enamorando a primera vista con su aspecto delicado y muy similar a las orejas de un conejito saliendo de su madriguera (de ahí su nombre vulgar).

Pero aunque esta mini suculenta tiene un aspecto súper tierno, con el tiempo, esas "orejas" van creciendo perdiendo la forma que una vez tuvieron. Sin embargo, no deja de ser una planta linda y muy decorativa.

Originaria de las zonas desérticas de Sudáfrica, almacena el agua en el interior de sus carnosas y verdosas hojas, así como también en las diminutas perlas que recubren el exterior que parecen granitos de azúcar.

Un dato curioso de esta mini suculenta es que tiene dos tipos de hojas: al principio de la temporada presenta un par de hojas unidas y bien compactas que actúan durante la fase posterior como "fundas protectoras" del ápice del tallo; pero cuando pasa el tiempo y llega el momento de florecer, aparecen nuevas y bellísimas flores de color rosa para sumar un toque de color.

Cómo cuidar la suculenta oreja de conejo

- Luz y ubicación: prefiere interiores o exteriores luminosos pero sin sol directo.

- Temperatura: si bien se puede adaptar a cualquier temperatura, se desarrolla mejor en climas cálidos con inviernos templados. La temperatura ideal oscila entre los 20 ºC y 28 ºC mientras que se deben evitar aquellas inferiores a los -2 ºC.

- Riego: al tratarse de una suculenta, debe ser poco frecuente y moderado. Se recomienda hacerlo únicamente cuando el sustrato esté completamente seco.

- Sustrato: es fundamental que el sustrato sea suelto y cuente con un buen drenaje que evite los encharcamientos. Perlita es una buena opción.

- Plagas: esta suculenta es afectada principalmente por cochinillas que se alojan en la base de las hojas y tallos.

- Reproducción: semillas y/o esquejes.
 

Te puede interesar