Cálida y veraniega: esta casa de playa combina diseño sustentable con vistas increíbles

Diseño 05 de julio de 2022 Por Redacción ShowOnLine
A pasos del mar y envuelta por una amplia duna que crea separación y privacidad, esta casa de verano de 36 m2 con todas las comodidades se convierte en el refugio perfecto para escapar de la ciudad.

Situada en un terreno en Dolphin Sands, Tasmania, esta casa playa de 36 mt2 sorprende con su arquitectura y diseño sustentable, y se convierte en el refugio perfecto para escapar de la gran ciudad en cualquier estación del año.

 

Según la descripción elaborada por el equipo del proyecto, el terreno se eligió en conjunto con los clientes por su relativo aislamiento y, sobre todo, por sus vistas de la bahía Great Oyster, hasta la península de Freycinet.

 

La otra idea era la de una tienda de campaña sólida. Una estructura que proporcionara el refugio necesario en un lugar tan expuesto, manteniendo al mismo tiempo la inmediatez del paisaje circundante.

Así, gracias al tamaño y a la disposición de las aberturas, uno siempre se siente cerca de la naturaleza y del clima.

Al principio, el emplazamiento estaba formado por dunas empinadas llenas de vegetación y zonas bajas propensas a las inundaciones. El primer paso fue evaluar y seleccionar las ubicaciones del estudio y la futura casa.

 

La planificación inicial consistió en resolver cómo establecer los servicios necesarios en el emplazamiento (calle de acceso, depósito de agua, red eléctrica y aguas residuales). De forma que se minimizara la intervención en el lugar y se mantuviera el dominio del paisaje.

 

El camino de entrada se mantiene al borde de la carretera y forma un bucle, para evitar amplias áreas de giro. El tanque de agua, para suministro doméstico y extinción de incendios, está enterrado debajo del camino de entrada, para limitar aún más la perturbación del sitio.

 

Pero aunque está situada cerca de la carretera, para minimizar las incursiones en el terreno, se accede a ella a través de un camino que se adapta a los contornos existentes. Envolviendo estrechamente una duna, para crear separación y privacidad.

 

A pesar de su tamaño reducido, existieron costos significativos asociados con el establecimiento del sitio general, tanto para el Estudio como para la futura residencia, incluyendo el camino de entrada, la conexión de la red eléctrica, la instalación del tanque de agua enterrado y la instalación del sistema de aguas residuales.

 

La paleta de colores, muy limitada y rica en texturas, crea un edificio que se lee con facilidad. Por lo que pasa fácilmente a un segundo plano, a la vez que enriquece inconscientemente la experiencia general.

 

Te puede interesar