Las canas están de moda: ¿Quedan cool o avejentan?

Moda 17 de enero de 2022 Por Redacción ShowOnLine
Aunque muchas famosas están orgullosas de ellas, a otras mujeres les queda la duda.

Tarde o temprano, aparecen las primeras canas. A algunos les llegan a mediados de los 20, a otros recién a partir de los 40. Sea cuando sea, la mayoría de las personas no quiere tener la cabellera gris. ¿Qué hacer entonces cuando las canas asoman en la cabeza?

Retrasar las canas
Existen las llamadas lociones anticanas para el cuero cabelludo. El estilista alemán Jens Dagné, de la asociación de peluqueros Intercoiffurelo, dice que estas evitan que se siga despigmentando rápidamente el pelo y reactiva nuevos pigmentos en la raíz”, explica. Según dice, los primeros éxitos se vislumbran después de unos tres meses. Los champús anticanas tienen un efecto similar.

Ocultar las canas
Al principio, en general, la gente elige ocultar sus canas. “Un tonalizador intenso cubre las primeras canas y dura entre diez y 15 lavados”, afirma Antonio Weinitschke, de la Asociación Central de Peluqueros Alemanes. Otra alternativa son las mechas. En comparación con otras técnicas de tintura, irritan menos el cuero cabelludo, dado que entre éste y el pelo se coloca un papel metalizado.

Las mechas también tienen una ventaja óptica en relación a las canas, sobre todo en los cabellos más oscuros. Weinitschke explica que como son uno a dos tonos más claras que el color natural del pelo, hacen que la cana se note menos.

Además, a diferencia de la tintura para todo el pelo, las mechas pueden hacerse en distintos matices, lo que queda más natural, ya que a fin de cuentas el pelo sin tintura también tiene siempre distintos matices.

A las personas rubias, Dagné les recomienda mechas en su color natural o uno más frío. Para los rubios intermedios aconseja “babylights”: mechas finas que subrayan el color natural del cabello. “Mezcladas con las primeras canas, generan un efecto de cabello aclarado por el sol”, asegura Dagné.

Tapar las canas
“Teñir el cabello tiene sentido cuando las canas son predominantes”, dice Weinitschke. En comparación con una tonalización, la tintura penetra en la estructura del cabello y dura más.

Si bien el cabello se puede teñir casi de cualquier color, lo ideal es que combine con el tono de la piel. Y este se vuelve más pálido con la edad. “Cuanta más edad tiene el cliente, más claro debería ser el tono”, recomienda Dagné.

Los colores claros y tenues suavizan el rostro que muestra las primeras arrugas. “Muchas veces, los tonos oscuros nos hacen parecer más viejos de lo que somos. Y las mujeres deben recurrir entonces a maquillajes más fuertes”, afirma el peluquero.

La desventaja de la tintura son las raíces que quedan a la vista cuando el cabello crece. Después de cuatro o seis semanas hay que volver a teñirse, según el peluquero Weinitschke. Sin embargo, asegura que hay técnicas que ayudan a que esta transición sea menos notoria.

Para esto hay que separar mechas pequeñas con un peine y teñir solo esas. Por el movimiento que se hace con el peine, que recuerda a un tejido, se las suele conocer como “mechas entretejidas”. El resto del pelo queda como es.

Otro consejo para ganar más volumen son las mechas más oscuras. “Las llamadas ‘lowlights’ hacen que la cabellera se vea ópticamente más llena e interrumpen el gris de las raíces”, dice Dagné. “En el caso de los rubios intermedios u oscuros se debería trabajar con tonos de rubio ceniza a castaño oscuro”, indica.

Sin embargo, estos “lowlights” para ocultar lo canoso deberían ser solo dos a tres tonos más oscuros que el propio color de cabello, sino las mechas se distinguen demasiado unas de otras y no quedan naturales, de acuerdo con el experto.

   

Te puede interesar