Fitonia rosa, una de las plantas más delicadas para decorar la casa

Diseño 31 de enero de 2022 Por Redacción ShowOnLine
Resistente, fácil de cuidar y muy decorativa, la fitonia rosa es una de las especies más solicitadas en viveros y florerías gracias al indiscutido atractivo que radica en sus hojas.

Si estás buscando una planta resistente, fácil de cuidar y con un alto potencial decorativo, no lo pienses más, la fitonia rosa es tu candidata ideal.

Se trata de una de las especies más solicitadas en viveros y florerías, no sólo por sus bellísimas y vistosas hojas en tonos verdes y rosados, sino también porque no necesita de cuidados muy exigentes, lo que la convierte en una muy buena opción para principiantes en el mundo de la jardinería.

Fittonia verschaffeltii (su nombre científico) es un género botánico de la familia de las acantáceas, que incluye distintas variedades de plantas herbáceas procedentes de las selvas tropicales de Perú, Brasil, Ecuador y Colombia. La fitonia rosa forma parte de ese género siendo una de las más populares para decorar los interiores gracias a su indiscutible atractivo.

Esta especie tiene un porte rastrero ya que alcanza muy poca altura -unos 15 centímetros aproximadamente- lo que la convierte en una buena opción como complemento en composiciones de plantas. 


Sin embargo, también puede ubicarse en un sinfín de espacios y resaltar por sí sola. Recibidores, comedores, livings, dormitorios, escritorios, ¡hasta baños! son buenos candidatos para alojar a esta bellísima especie.

Cuidados de la fitonia rosa

Luz: le sientan bien los espacios luminosos pero siempre evitando que los rayos directos del sol impacten sobre sus hojas. Este punto resulta fundamental ya que será el responsable del aspecto colorido de la planta.

Temperatura: necesita una temperatura cálida que oscile entre los 18ºC y 25ºC. Se recomienda aquellas por debajo de los 15ºC.

Humedad: Se recomienda pulverizar sus hojas con frecuencia (sobre todo en verano) para mantener siempre el follaje húmedo.

Riegos: deben ser frecuentes pero moderados, ya que es una especie que no tolera el exceso de agua y por ende, los encharcamientos.
Sustrato: debe ser rico en nutrientes y contar con un buen drenaje.

Fertilizante: conviene siempre agregar, junto con el agua de riego, algún fertilizante líquido especial para plantas verdes en su fase de crecimiento (primavera/verano).

Te puede interesar