Para paladares refinados: estas son las cinco comidas que hay que probar en Tucumán

Según un listado de Ente Tucumán Turismo, hay costumbres gastronómicas únicas en la provincia y que es obligatorio degustar.

Placeres 24/05/2024 Redacción ShowOnLine Redacción ShowOnLine

Dicen que el paladar es el mejor transporte para conocer un lugar. Cada ciudad, país o región lleva consigo inimaginables recetas ancestrales que es obligatorio degustar cuando se las visita.

Tucumán no es caso aislado: se caracteriza por decenas de platos que únicamente se consiguen en la provincia. El sánguche de milanesa, el panchuque o la achilata son algunos de los ejemplos.

Por esta razón, desde el Ente Tucumán Turismo dieron a conocer una guía gastronómica local, recalcando sabores únicos que se pueden degustar en la provincia.

 

El sánguche de milanesa va siempre acompañado por Miranda Manzana: está claro que es una de las combinaciones que más piden los tucumanos a la hora de pedir una milanga.

La humita es con fritito: la mezcla cremosa entre el choclo rallado y el zapallo resalta su sabor con la fritura de cebolla, ají morrón, pimentón y comino.

La empanada, con limón o picante: la tucumana siempre de matambre cortada a cuchillo. Eso sí: el limón realza la jugosidad del relleno; mientras que para los más valientes, las picantes son las que valen la pena.

El pastel de novia siempre está presente en la mesa dulce: el postre tradicional oriundo de Simoca es una bizcocho relleno con duraznos y carne, cubierto de merengue. ¡Sólo para valientes!

Vinos tucumanos, ideales para las comidas: las variedades de la uva tucumana potencia su sabor en el paladar. Sólo para comensales exquisitos. 

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email